miércoles, 7 de noviembre de 2012

Yo no lo sabía


Yo no lo sabía, y no pregunté, 
yo solo quería ganar...
algún interés, comprar y tener, 
un piso pequeño que luego pudiera vender, 
al doble del precio, al que lo compré.


Los precios subían...,
los pisos se iban..., 
todos para arriba, todo en demasía, 
y yo también quería, yo así lo creía, 
pues que mis ahorros se ... multiplicarían, 
siempre que lograra comprar y tener 
un piso pequeño que luego pudiera vender 
al doble del precio al que lo compré


En ningún momento yo me planteé, 
cómo era posible que lo que valía cinco 
pasara en un mes a costar un diez.


En ningún momento yo me cuestioné 
si este crecimiento tenía alguna razón de ser, 
como el ajedrez o el amanecer, (que luego le sigue el atardecer)...


Como no cuestiono, ni yo corroboro
de dónde sale el oro, de dónde el petróleo, cómo los tesoros, 
si los alimentos llevan sufrimiento, 
oligoelementos o eso de transgénicos, 
o si los textiles manos infantiles, 
las tecnologías sucios raticidas
y las energías guerras fratricidas....


Yo... solo me limito a ...
comprar y tener y... ¡también exijo un buen interés!


Quién me iba a decir, como iba yo a saber, 
que con mis ahorros y con los del otro, 
los bancos harían trampas, trapicheos, líos sin decoro
Yo solo aquel día,me acerqué a mi banco y les comenté
que sino me daban un buen interés, 
me iría al Banco de enfrente que además del 3, 
pues me regalaban una cacerola y una sartén.


Yo no lo sabía, y no pregunté
y en ningún momento me importó saber
qué es lo que hacía mi banco para asegurarme ese 3%







No hay comentarios:

Publicar un comentario